Nombre

Erasmo Bolívar.


Centro de Detención

Cárcel de Ramo Verde.


Fecha de detención

19 de abril de 2003.


Profesión

Policía Metropolitano.


Delitos que se les imputan

Homicidio Calificado consumado.


Relatos de los hechos

Para los sucesos del 11 de abril de 2002, Erasmo Bolívar solo tenía 2 años de graduado en la Policía Metropolitana. Ese día se encontraba prestando servicio en una ambulancia de la institución, en la que también ejercía el rol de paramédico. La labor que ese día cumplía Bolívar era la de socorrer a todas las personas que necesitaran de la ayuda de la policía, en su mayoría heridos por armas de fuego. Su trabajo se desempeñó sin distinción alguna de inclinación política por parte de las víctimas.
Como parte de su labor, era necesario mantener un alto nivel de cuidado y de higiene para evitar infectar a las personas que atendiera, razón por la cual utilizó guantes de latex, hecho que posteriormente fue desvirtuado durante el proceso al utilizarlo como argumento en una serie de fotografías en donde lo muestran sosteniendo un arma mientras utilizaba los guantes. Dicho argumento fue posteriormente desmentido por los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), así como por el Director de dicho organismo quien adicionalmente informó que el armamento que portaba Bolívar ese día jamás fue disparado, imposibilitando la lesión de algún civil durante la manifestación.
El procedimiento bajo el cual se encontraba siendo juzgado fue prolongado por un poco más de tres años, siendo finalmente sentenciado a 30 años de prisión, encontrándose culpable por el homicidio de tres sujetos y diecisiete heridos. Posteriormente, el ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, Eladio Aponte Aponte, asumió la responsabilidad por los vicios en el procedimiento y admitió públicamente que todos los juicios en donde se sentenció de forma incoherente a los policías involucrados en el caso había sido obra de una orden directa del ex Presidente de la República, Hugo Chávez.